Los Beneficios del Juego de Mesa

Blog sobre la aplicación de los juegos de mesa modernos

como herramienta de crecimiento y aprendizaje

ADAPTAR JUEGOS DE MESA PARA TRABAJAR EN EL AULA

04 OCT. - Nuria Andrés

 

 

ADAPTAR JUEGOS DE MESA PARA TRABAJAR EN EL AULA

 

Los juegos de mesa en el aula suponen una oportunidad para acercarse, comprender y manipular los contenidos del aula de una manera divertida y motivadora.

 

A través del juego trabajamos los contenidos desde una perspectiva vivencial y significativa para el alumno/a. De esta manera, las mecánicas de juego se convierten en nuestra herramienta para adaptarnos a los distintos estilos de aprendizaje que presenta cada alumno/a.

 

El ABJ es una herramienta que nos permite trabajar los contenidos del aula, por ello nuestra programación debe integrar los juegos de mesa, adaptando el juego a nuestra programación y no viceversa.

 

Para ello, disponemos de una gran batería de juegos en el mercado que nos permite trabajar determinados contenidos. No todos los juegos de mesa encajarán perfectamente en nuestra programación o estilo de aprendizaje de nuestros alumnos/as, pero no debemos tener ningún problema en adaptar y modificar algunas mecánicas del juego o componentes.

Incluso en algunas ocasiones podremos “elaborar” nuestro propio juego de mesa utilizando los componentes de juegos que ya tenemos.

 

Como tutora de un aula de Educación especial, me veo obligada adaptar constantemente las mecánicas de juego a las necesidades de mis alumnos, algo que no debe suponer ningún problema, ya que el fin último, es que nuestros alumnos desarrollen las competencias establecidas como objetivo a través de esta herramienta.

 

Por poner algún ejemplo:

 

En Educación especial es muy complicado establecer grupos homogéneos, por lo que también dirigimos o modificamos la mecánica de “el más rápido” como ocurre en el caso de “Alto voltaje”, de esta forma cambiamos la mecánica por los típicos turnos de juego o repartimos distinto número de cartas a cada alumno/a en función de sus capacidades (aquellos que les cueste más el cálculo mental tendrán 5 cartas y aquellos más rápidos 20).

En el caso de alumnos con dificultades en la planificación y organización, utilizamos facilitadores que les ayuden a recordar y realizar las acciones de juego en el orden adecuado, para aquellos juegos que requieren de varias opciones a ejecutar en el turno. De esta manera se elabora una pequeña guía visual que tengan presente en todo momento (carta de resumen)

En casos de déficit visual ampliamos y adaptamos algunos materiales, también nos valemos de herramientas tecnológicas (ampliación de los objetos a través del móvil) que permiten que estos alumnos accedan al juego.

Aunque tenemos juegos con bastante contraste y números grandes que no requieren de adaptaciones como “The Mind” o “Toma 6”.

También es importante acotar los tiempos en el aula. Con alumnos TDH (Déficit de Atención e hiperactividad) debemos tener en cuenta los entre-turnos y la duración del juego. Para ello podemos limitar o eliminar rondas de juego, ¿Cómo? bajando el número de objetivos de fin de partida, reduciendo el número de cartas o eliminando mecánicas para simplificar el juego (cómo ocurre en el modo fácil del Calderilla).

 

En ocasiones nos hemos encontrado alumnos TEA que han requerido adaptaciones más específicas en el material, ya que la textura de los mismos les produce rechazo (juegos con bolsas u objetos más específicos), por lo que en esos casos habrá que buscar materiales alternativos.

 

Tanto en el aula como en el juego no debemos buscar la igualdad sino la equidad, y esto significa adaptarnos a los distintos ritmos, necesidades y niveles de los alumnos. Al igual que lo hacemos adaptando los contenidos y actividades rutinarias del aula, debemos hacerlo en los juegos, por lo que las reglas de juego no tienen por qué ser iguales para todos.

 

Por último, también podemos incidir en la frustración que pueden generar mecánicas de juego más azarosas como son las relacionadas con las cartas o los dados. Por ello, podemos colocar algunas cartas de forma equitativa, dar más oportunidades de robo o de tirada.

 

Como podemos ver, debemos estar abiertos a cualquier tipo de adaptación, echándole imaginación y conociendo cada vez más mecánicas, no nos será difícil.

Nuria Andrés

 

Autora de Calderilla.
Profesora de Ed. Especial y psicopedagoga.

 

Copyright © 2018 Sonora System S.L. Todos los derechos reservados.