Toma6 250Ver juego abierto  

¡TOMA 6!
de Wolfgang Kramer

¡No es un juego para bueyes!
Tienes 10 cartas para jugar, de manera inteligente, en una de las cuatro filas. Pero, atención, en cada fila sólo caben cinco cartas. Así que, si colocas la sexta carta de una fila, tendrás que coger las cinco que haya, con todos sus bueyes (puntos negativos).

Todo un clásico entre los juegos de cartas, ¡ideal para grupos grandes!

Edad: +10/adultos    Duración: 45 min    Jugadores: 2-10

¿Te gustan los bueyes de ¡Toma 6! y quieres probar una versión diferente del juego? Prueba ¡Toma 11! (Aviso: la mecánica es diferente).

¿Qué hay en la caja?

104 cartas
Reglamento

Objetivo

El objetivo del juego es obtener el menor número de cartas posible. Cada buey en las cartas cuenta como un punto negativo. El vencedor será el jugador con menos bueyes, es decir, con menos puntos negativos.

Mecánica

Cada jugador recibe 10 cartas. Cada carta tiene un número y un dibujo de cabezas de buey. Cada buey es un punto negativo.

En el centro de la mesa se colocan 4 cartas, ordenadas de arriba abajo con valores ascendentes. Cada una de estas cartas forma el principio de una fila, las cuales pueden tener como máximo 5 cartas, incluyendo la primera carta.

En cada ronda, todos los jugadores eligen una carta para colocar en una de esas filas con las siguientes sencillas reglas: orden ascendente (la carta colocada siempre tiene que tener un valor mayor que su antecesora) y menor diferencia (ejemplo: si en la mesa hay una fila con un 30 y otra con un 34 y un jugador juega un 36, por la primera regla podría ir delante del 30, pero por esta segunda regla, debe ir detrás del 34).

Una vez que todos los jugadores han elegido su carta para esa ronda, se les da la vuelta y, por orden ascendente, se van colocando en la fila que les corresponda. Ahí está la gracia del juego, tú puedes intentar elegir la mejor carta, pero cuando se descubren las de los demás, tal vez tu carta no vaya donde habías previsto...

En el caso de que tu carta "caiga" la sexta en una fila, tienes que llevarte las cinco cartas de esa fila y la que has jugado queda como inicio de fila para las siguientes rondas.

Una última regla: si un jugador juega una carta con un valor tan bajo que no puede colocarla en ninguna de las filas, debe coger todas las cartas de una fila que elija y jugar su carta como la primera carta de la nueva fila. Ésta puede ser una opción estratégica si no tienes buenas cartas y si puedes elegir una fila con pocos bueyes.

Las cartas recogidas se quedan delante del jugador, hasta el final de la partida (cuando se hayan jugado las 10 cartas de la mano) donde se recontarán los puntos negativos recolectados por cada jugador. El que tenga menos puntos negativos gana la partida.

¿Tienes alguna duda o sugerencia? ¡Escríbenos!

footer amigo
Banderola Escape DrGravely